Nury (nuryyyy) wrote,
Nury
nuryyyy

  • Mood:

FELIZ CUMPLEAÑO, VIC :DDDDDDDDDDDDDDD

¡¡CUMPLEAÑOS FELIZ, CUMPLEAÑOS FELIZ. TE DESEAMOS TODOOOOOOOS (MISHAJAREDJENSENYYO). CUMPLEAÑOS FELIZ!!

Sí, porque hoy estamos de celebración, nenas. ¡Ole, los 21 años más bien llevados! :DDDDDDDDDDDDDD

sidebar


Título: Juego de rol
Fandom: RPS
Pareja: Jensen Ackles/Jared Padalecki
Rating: NC-17 (obviamente)
Beteado por: Nadie, que llevo toda la tarde escribiendo a toda hostia.
Advertencias: Sexo. Juego de rol. OoC (ya veréis XD)
¿Algo más?: Regalo de cumpleaño para taolee. Ya sé que es un cutre fic, con una triste imitación de porno... pero espero que te guste aunque sea un poquitín. Te adoro, nena. Eres una de las mejores cosas que me he encontrado por internet y que sepas que ya no te libras de mi. Aquí estoy para siempre (buajajajajaja), para dar por culo (metaforicamente. O no) y para lo que sea. Da un silbitido que allí estaré, pequeñita.

Da vueltas por la habitación del motel, las manos en los bolsillos de los pantalones y el cuerpo en tensión. Lleva más de media hora esperando y aún no ha llegado, comienza a acojonarse. Quizás no vaya a ir…

-Joder -se sienta en la cama y se pasa la mano por el pelo, suspira. Tiene que calmarse, seguro que está al caer.

Se vuelve a levantar y camina hacia el baño, enciende la luz y se mira al espejo. Tiene el pelo un poco más largo de lo normal y sombra de barba, pero por lo demás está perfecto. Sonríe y su reflejo le devuelve una sonrisa de dentadura blanca que contrata con su piel bronceada. Se echa un poco de agua en la cara y se seca con la toalla antes de salir del baño. Saca el teléfono móvil del bolsillo y está a dos segundos de llamarlo, cuando dan un par de golpes a la puerta.

¡Al fin!

Llega en dos zancadas a la puerta y abre con el corazón latiendo con fuerza.

-Hola, guapo –voz caliente, susurrante, ojos verdes y labios que deberían ser delito en alguna parte del mundo. -¿Llevas mucho esperando?

Está a apoyado en la puerta, actitud de chulo guerrero y expresión de ser el rey del puto universo. Pone un pie dentro del umbral, va a dar un paso dentro y…

-No, tío. Dean nunca diría eso. ¿Guapo? Dean no diría guapo, ¿qué es? ¿Una puta barata o qué? –Jared le pone una mano en el pecho a Jensen y lo empuja hacia atrás. –Llegas media hora tarde y encima empiezas mal.

Jensen frunce los labios hasta lo imposible y suelta un taco entre dientes.

-Venga, joder. Encima que hago esto por ti.

-Pues lo haces mal.

-Oye, oye –Jensen alza ambas manos y se señala como si fuera un maniquí- ¿sabes a quién caparán si se enteran que he sacado ropa del set? ¡A mí, tío! Todo porque el señorito quiere acostarse con Dean Winchester.

Jared no tiene ni el descaro de sonrojarse, lo mira como si nada.

-No, quiero que me folle –Jensen alza una ceja- y medio planeta quiere que Dean Winchester se lo folle y el otro medio quiere follárselo, Jensen.

-Me halagas –sonríe y esa sonrisa es tan Winchester que Jared siente que su polla da un saltito dentro de los pantalones.

-Sal y entra, venga –lo empuja.

-¿Qué? No, no. Espera –Jared lo vuelve a empujar fuera y se interpone delante de la puerta. -Qué no, tío. Como alguien me vea van a pensar que estoy flipado.

-No, van a pensar que vienes a un motel a follar con tu amante o lo que sea. Venga, sal y que llame Dean, ¿eh?

-Qué sí, qué sí –murmura a pesar de que cierto rubor comienza a cubrir las pecas de sus mejillas.

-¡Y no te sonrojes!

Jared cierra y cuenta hasta cinco antes de escuchar los golpes en la puerta, fuertes y decididos. Da un paso hacia delante y abre para encontrarse a Dean Winchester mirándolo cruzado de brazos. Jensen no se ha atrevido a sacar la chupa de cuero, pero lleva esa otra negra que tanto le gusta a Jared (más que la de cuero, tiene que reconocer). También lleva una camisa gris y una camiseta azul oscuro debajo; el colgante de un demonio, que Sam le regaló unas navidades, completa el conjunto.

-¿Qué, puedo pasar o tengo que pedir hora? –chulo, algo arrogante y, sobre todo, irresistible. Quizás no sea las palabras que esperaba, pero sin duda le valen.

Jared se echa a un lado y cierra la puerta una vez que Jensen está dentro. Lo mira ir hacia el centro de la habitación. El cuello de la chaqueta subido, la espalda ancha, las piernas un poco arqueadas y todo ese aire de aquí estoy yo y te espera el mejor y más flipante polvo de tu existencia; porque soy Dean Winchester, Dean la-mejor-noche-de-tu-vida Winchester. Se gira y lo mira. La comisura de los labios un poco levantada, lo justo para parecer encantado de conocerte pero-no-demasiado, y la cabeza un poco inclinada. Alza una ceja y espera, Jared traga con fuerza.

-Pensé que no ibas a venir… tenemos que hablar, Dean –se siente algo tonto a pesar de ser su juego, pero llamarlo así le hace sentir cosquillitas en la boca del estomago. Es excitante.

-¿Hablar? –sonríe un poco y camina un par de pasos hasta él, lo mira ladeando la cabeza a menos de diez centímetros de él. –Creo que prefieres follar.

Dos segundos y está empalmado. Un minuto y tiene la mano de Dean Winchester presionando su erección con una sonrisa en los labios. Y da igual que realmente sea Jensen.

-¿Ves? –murmura lamiéndose los labios. –Follar. Eso es lo que quieres.

-Sí… -le sale ronco y caliente.

-Vale, -sonríe más, canalla y sabedor de lo que hace- te voy a follar durante toda la puta noche.

Lo empuja contra la cama sin miramientos, lo tumba y se sube a horcajadas sobre él. Se quita la chaqueta, se deshace de la camisa y sonríe victorioso mientras lleva la mano hasta su lumbago. Ésta vuelve a aparecer con la pistola, la pistola de Dean, esa que tiene grabados en niquel y que solo Dean Winchester puede llevar sin parecer un chuloputas o un camello. Esa misma que le pone delante de los ojos y que luego coloca a un lado de su cabeza.

La ha cogido del set, el muy…

Jared sonríe sin poderlo evitar y el otro se mueve sobre él.

-¿Contento?

-Jensen…

-¿Quién? –sonríe y se inclina hacia delante. Le da un lametón en los labios antes de hablarle al oído. –No sé quien coño es ese. Yo soy Dean, princesa. Él que te va a follar hasta reventar, ese mismo.

Jared traga saliva y busca su boca para fundirse en un beso lleno de lengua y dientes. Normalmente es él el que domina, guiando a Jensen, pero ahora hay una boca posesiva que no se deja someter y que busca dominar. Jared gime bajo el cuerpo de Jensen y levanta las caderas buscando fricción.

-¿Ya estás buscando que te la meta? -susurra Jensen contra sus labios antes de levantarse de encima suya, sentarse en la cama y mirarlo con todo el descaro del mundo. Piernas abiertas y sonrisa canalla. Se pasa la mano sobre la polla y aprieta un poco, desafiándolo. -Antes tienes que hacer un trabajito, nene.

Jared siente que todo su cuerpo se contrae mientras se levanta y se acomoda entre las piernas de Jensen, éste quita la mano y se echa hacia atrás, esperando. Jared le abre los pantalones con un par de movimientos rápidos y está casi devorándole la polla antes de darse cuenta. Da largos y húmedos lametones mientras siente los dedos de Jensen sobre la cabeza, guiándolo. No le importa y sigue engullendo. Todo se reduce a la dureza palpitante entre sus labios, al movimiento de caderas de Jensen embistiendo en su boca. Traga, lame y gimotea contra la polla de Jensen, sintiéndolo contraerse.

-Shhhh... Despacio, vaquero.

¿Despacio? Jared no tiene ni jodida idea de lo que habla, solo sabe que tiene a Dean Winchester completamente duro entre los labios y que quiere tenerlo hundido en el culo lo antes posible.

-Fóllame -susurra.- Fóllame, Dean.

Le sale húmedo y cargado de desesperación antes de darle un largo lametón en la punta de la polla.

-¿Ya? -se ríe, bajito y quedo. -Hmmmm... ¿no prefieres que te siga follando la boca?

Jensen embiste hacia arriba y Jared no puede evitar comenzar a masturbarlo mientras dar pequeños besos a la punta. Vuelve a meterla por completo en la boca murmurando incoherencias alrededor (hmmmm, follame y sí, sí, por favor, suenan a pecado en su boca contra la polla de Jensen.)

-Aparta -sisea Ackles. -Aparta y desnudate, nene. Quiero verte denudo.

Jared gimotea cuando le tiran del pelo y lo apartan a la fuerza, Jensen sigue sonriendo como si estuviera encantado de conocerse. Se pone en pie sintiéndose mareado y perdido. Se quita la camisa que lleva y la tira al suelo antes de mirar a Jensen y quedarse sin aliento. Éste está masturbándose casi con pereza mientras lo mira, labios entreabiertos y pecas rebeldes.

-Joder, Jen...

-¿Qué? -sonríe y se muerde el labio inferior. -Es Dean, cariño. Dean el-que-te-va-a-follar, ¿recuerdas?

-Dios...

-Cuanto más tardes en desvestirse -susurra pasando el pulgar por su glande y esparciendo el líquido pre seminal por la punta. -Más tardaré en follarte.

Jared se saca la camiseta rasgándola en el proceso, se desabrocha los vaqueros sin perder detalle de Jensen que se masturba y como éste se quita la camiseta. Observa fascinado como el colgante golpea su pecho amplio y musculoso. Dios, necesita (se muere) por hacerlo.

Acaba por bajarse los pantalones y los calzoncillos hasta el suelo, quitándose todo rastro de ropa de encima antes de dirigirse hacia la cama. Jensen se ha sentando en el filo con los pies en el suelo y lo mira acercarse. Le pone la mano en el vientre y sonríe mientras cierra su mano derecha sobre su erección, pasando el pulgar por la punta esparciendo la humedad.

-¿Qué tenemos aquí? -sonríe mientras aprieta y la palma de su mano sube y baja lentamente. -¿Y esto tan enorme?

Jared suelta un gimoteo y embiste contra la mano, desesperado.

-Por favor...

-¿Huh? -sonríe, el cabrón. -¿Quieres que te la chupe?

Se inclina hacia delante y besa la punta de la polla con esos labios que vuelven loco a Jared. Lo envuelve en humedad y calor hasta la mitad antes de sacársela y comenzar a masturbarlo lentamente mientras lo mira.

-Dean...

-¿Ya te sabes mi nombre, vaquero? De puta madre -le suelta la polla y se inclina hacia atrás, agarra algo que hay sobre la cama y vuelve a mirarlo con un bote de lubricante en la mano. -Ahora te voy a follar, Jay. Ya verás, pero antes tienes que meterte un par de dedos -Jared gime sin poderlo evitar- para mi.

Sera bastardo hijo de puta.

Jared se muerde los labios con fuerza y agarra el lubricante.

-Échate hacia atrás -masculla y Jensen lo obedece al instante.

Jared se sube a la cama, quedando de rodillas con su piernas en medio. Abre el bote de lubricante y se embadurna bien tres dedos, mira a Jensen directamente a los ojos y lleva esa mano hasta su polla. Se masturba un poco antes de seguir bajando hasta su trasero, se toca los huevos casi con cuidado y sigue bajando hasta su entrada. Hace una pequeña presión con un dedo y aprieta los labios mientras siente que se resbala en su interior.

Comienza a balancear las caderas con suavidad mientras mira como Jensen se muerde los labios. Jared gime sin poderlo evitar y une otro dedo. Se folla con un poco más de fuerza, embistiendo con las caderas mientras cierra la otra mano sobre su polla para darse un poco de alivio.

Jensen no le quita ojo, tiene las pupilas dilatadas por la lujuria y su pecho sube y baja con fuerza. Comienza a embestir con sus caderas casi sin darse cuenta y todo es tan caliente y pornográfico que Jared tiene que meterse otro dedo en el culo.

-Oh, Dios... -

Jared mueve las caderas desesperado y echa la cabeza hacia atrás, expone el cuello mientras siente que el cuerpo se le vuelve fuego líquido.

-Eh, vaquero... -Jared no lo ha sentido moverse pero lo tiene casi debajo, con la lengua en su cuello y la mano sobre su polla. -No vayas a acabar la fiesta tú solo.

-Ah... Joder -se agarra con fuerza al hombro de Jensen y lo siente contra su muslo, tan duro que podría reventar. -Fóllame.

-Enseguida.

Jensen le lame la boca, más bien se la folla mientras le agarra la mano y la saca de entre sus piernas. Jared gime la perdida de los tres dedos, pero se relame al saber que vendrá algo mejor, más grande. Escucha el ruido del preservativo al ser abierto y ni se para a pensar de donde ha salido, simplemente se deja guiar por las manos que lo hacen descender hasta que lo siente presionar en su entrada, duro y palpitante.

-Ahhhh, Dean.

-Sí, nene. Sí -lo siente embestir hacia arriba y enterarse por completo dentro de él. -Oh, Dios. Qué estrecho eres, joder.

Jared se muerde los labios hasta la saciedad mientras siente como los músculos de Jensen se contraen bajo sus manos. Lo toca, lo besa buscando su boca y comienza a mecer las caderas sintiéndolo completamente en su interior. El cuerpo le tiembla a cada embestida mientras siente las manos de Jensen apretarle el culo y sus labios recorrerle la boca, follándose.

Quiere más y no sabe donde agarrarse. Todo lo pone más cachondo por momentos y sus gemidos comienzan a ser más audibles por momentos.

-Joder... -Jensen le muerde el mentón y le lame la nuez. -Gimes como una puta.

¿Sí? Pues que lo disfrute porque no quiere, ni puede parar.

Se retuerce cuando la polla de Jensen golpea justamente la próstata haciéndolo soltar un gruñido y contraerse por completo a su alrededor. Aumenta el ritmo de las caderas y siente como se le clava una y otra vez en ese punto que lo vuelve todo líquido y caliente.

-Tócame... Dios... me corro, tócame -la voz le sale gastada y caliente.

-¿Qué te toque? -Jensen o Dean o quien sea, gruñe contra su oído y cierra la mano sobre su erección, masturbándolo con fuerza, casi con furia. -Yo te toco.

Lo hace, rápido, caliente y al borde de perder la locura.

-Cómo... Dios... cómo me gusta.

El ritmo se acelera y lo siente reír bajito contra sus labios, antes de meterle la lengua y embestir más fuerte. Jared pierde el sentido de todo, sabe que no le falta mucho, que ya (ya, ya, ya) está al borde del abismo.

-Lo sé, nene -Jensen lo agarra por la nuca y se separa. Jared tiene una visión perfecta de sus pecas, de su pecho fuerte, de sus labios hechos para chupar y besar. -Venga, -embiste- córrete -se muerde los labios- ensucia mi vientre -le aprieta más la polla. -Venga, nene. Venga. Quiero sentirte mientras me aprietas y te mueres entre mis dedos.

Jared pierde todo el aire de los pulmones y su cuerpo se contrae.

-Ya. Joder, ya -es una orden y Jared quiere obedecer todas las ordenes de ese hombre. No puede evitarlo. -Córrete.

Lo hace sin pensar. Levantando las caderas, mordiéndose los labios y tensando todo su cuerpo hasta la desesperación. Se corre caliente entre los dedos de Jensen, contrayendo el culo y manchándole el vientre.

-¡Oh, joder!

Jared lo siente embistiendo dentro mientras todo su cuerpo se queda sensible por el orgasmo. Lo siente una, dos, tres veces. Lo siente un millón y medio. Y se muere, se muere con sus labios en la boca y su lengua jugando contra la suya.

-Dios mío.

Caen sobre la cama en un revuelto de manos y cuerpos, con la respiración a mil por horas y sus corazones desbocados. Jared se remueve sobre su pecho, aún lo siente dentro mientras le da un suave beso en el pezón y ríe satisfecho.

Dios, necesitaba eso.

-Quita de encima, Jared. Pesas como una mula, coño.

Ya no es Dean, lo nota.

-Jo, le quitas toda la diversión al asunto -Jensen bufa y Jared se deja caer sobre la cama a su lado. Suelta un quejido cuando algo se le clava en la espalda, rebusca detrás y saca la pistola de Dean. -Hostia.

Jensen lo mira.

-Querías que viniera completo, ¿no?

Jared sonríe mirando el techo y se incorpora.

-Ahora -murmura- le toca el turno a Sam.

-Joder, tío.

-Venga, Jen. Qué estás deseando que te folle Sammy, con lo adorable que es...

Jensen entrecierra los ojos y suspira. Jared sabe que sí, que está deseándolo. Sonríe mientras se inclina sobre él y le besa suavemente en los labios.

-Venga, si es muy divertido...
Tags: actor: jared padalecki, actor: jensen ackles, fic, fic: rps, pairing: jotados
Subscribe

  • Post a new comment

    Error

    Anonymous comments are disabled in this journal

    default userpic

    Your reply will be screened

  • 40 comments